A   L .·. G .·. D .·. G .·. A .·. D .·. U .·.

  El simbolismo como método de trabajo

 

«Cada Logia tiene así su particular fisonomía y orientación, expresión colectiva de los ideales y tendencias individuales de los que la interpretan.»

La masonería es una forma de expresar la realidad, pero al mismo tiempo la realidad misma en su forma física y espiritual. El idioma en el que hablan los masones son símbolos. Los símbolos se pueden encontrar en el interior de la logia, la organización del trabajo en diversos grados de iniciación, ceremonias y toda la disposición de la vida masónica. Provienen de las tradiciones de los constructores de catedrales: gremios de canteros y cultos de misterio. simbolismo de la masonería.

El campo más extenso del simbolismo masónico son los rituales contenidos en los rituales. Toda la filosofía masónica, la forma de ver la realidad, los valores y los métodos de mejora moral y espiritual se manifiestan en ellos. 

El Símbolo como lenguaje de la masonería distingue esta relación de todas las otras organizaciones fundadas en la idea del humanitarismo y los valores universales. Es un método que se refiere a la imaginación y la intuición, a lo no marcado y no totalmente realizado . Apela no solo a la razón, sino sobre todo a la supervivencia. 

La esencia del símbolo en la masonería se puede reducir a cuatro funciones básicas: educativo (portador de la filosofía de la masonería), integración (el lenguaje común de los masones de todo el mundo), motivacional (tocando la esfera psíquica y espiritual, el símbolo motiva fuertemente a cambiar el comportamiento y las formas de comportamiento) y estético (portador de belleza, estimulando la experiencia individual o colectiva de ciertos contenidos y fenómenos). 

La sinergia de todas estas funciones durante los trabajos de la logia hace que el símbolo se traduzca y permite asimilar ideas de manera mucho más efectiva que cualquier teoría o ciencia.

 

IDEAS E IDEALES

 

El ideal de todos los masones es la búsqueda de la justicia y la verdad, entendida como la búsqueda de una mejor forma de autoconocimiento y autocomprensión. La base del trabajo de la masonería es el desarrollo continuo y la superación personal . Tal forma de construir un mundo mejor y más justo es la elección de todos los masones. No trata de imponer o forzar nada a nadie, sino a través de su propio ejemplo y actitud para motivar a otros a reflexionar y actuar. Las ideas masónicas se exploran en la logia para que puedan implementarse más tarde. Mason se esfuerza por mantener el equilibrio, cuidando la moderación y la moderación. Es prosocial, sensible a las necesidades de los demás, pero ayuda a evitar la ostentación o el aplauso. Intenta ser discreto en la acción, discreto en las palabras. 

El mason, como todo hombre, también tiene defectos, tiene debilidades, a veces sufre emociones. 

Pero él está constantemente trabajando en sí mismo, imponiéndose grandes exigencias a sí mismo. Es por eso que el trabajo masónico sobre la superación personal no es fácil. 

La expresión simbólica de este esfuerzo es la piedra que todos los masones y todos los masones perseverarán, basándose en la inspiración de otras hermanas y hermanos. Recuerdos

 

LA MASONERÍA HOY

 

A menudo se pregunta si la masonería todavía tiene significado y un mensaje hoy en día. El surgimiento de la masonería moderna se remonta a principios del siglo XVIII. Las consignas proclamadas en ese momento, los ideales de libertad, igualdad y hermandad, y la oposición al dogma sonaban muy revolucionarios. ¿Pero el pensamiento de la Ilustración no parece demasiado arcaico en la actualidad? 

La base de las ideas masónicas es el autoconocimiento, la superación personal y el amor al prójimo . Sin embargo, ningún sistema sociopolítico, ni siquiera la democracia, garantiza la independencia interna, una actitud abierta, libre de intolerancia, fobias, miedos y prejuicios. Incluso cuando la igualdad y la libertad de conciencia están legalmente sancionadas, un desafío especial es la preocupación por la verdadera apertura, independencia de opinión, tolerancia hacia diferentes razas, culturas y nacionalidades. 

La próxima era del individualismo es un impulso significativo para revivir tanto los conceptos clásicos como el florecimiento exuberante de nuevas propuestas para el desarrollo espiritual. Mirando a través de las ofertas de desarrollo individual dirigidas al hombre moderno, uno puede tener la impresión de que sus necesidades de desarrollo espiritual, superación personal, pueden satisfacerse mediante diversos tipos de cursos, capacitaciones, talleres e ideas pro-sociales que tienen la oportunidad de materializarse en fundaciones o asociaciones.

Sin embargo, mejorar en el albergue tiene una calidad diferente y una dimensión diferente. La masonería es principalmente una unión de iniciación cuyos métodos de trabajo se basan en los principios de la filosofía y el simbolismo. Un elemento importante en el trabajo masónico es el ritual. La integración de búsquedas intelectuales y espirituales puede crear una oferta única para personas que no necesitan apoyo en dogmas y verdades absolutas, y que pueden buscar relaciones filosóficas, simbólicas, esotéricas más profundas entre la materia y el espíritu, entre el individuo y la comunidad, entre el microcosmos y el macrocosmos, entre lo universal y lo individual.

  Los Mandamientos Morales
  Masónicos

 
Los Mandamientos Morales Masónicos

«Cada miembro de la Logia se esforzará en ser realmente una de las columnas del simbólico Templo que la misma Logia representa, fijando su mirada en los Principios Ideales que constituyen su techado, y apoyando firmemente los pies sobre el suelo de la contingencia y de la realización objetiva.»

I.- Sé justo, porque la equidad es el sostén del género humano.

II.- Se bueno, porque la bondad encadena todos los corazones.

III.- Sé indulgente, porque eres débil y porque vives entre seres tan débiles como tú.

IV.- Sé agradecido, porque el reconocimiento alimenta y sostiene la bondad.

V. Sé modesto, porque el orgullo subleva a los seres pagados de sí mismos.

VI.- Sé fiel y sumiso a la autoridad legal.

VII.- Perdona las injurias, porque la venganza eterniza los odios.

VIII.- Haz el bien al que te ultraje, a fin de mostrarte más grande que él y convertirlo en un amigo.

IX.- Sé continente, temperante y casto, porque la voluptuosidad, la intemperancia y los excesos destruyen a tu ser y te hacen despreciable.

X.- Sé buen ciudadano, porque la patria es necesaria a tu seguridad, a tus placeres y a tu bienestar.

XI.- Defiende a tu país, porque es el que te hace dichoso y porque encierra todos los lazos y todos los seres queridos a tu corazón; pero no olvides nunca  que la humanidad tiene sus derechos.

XII.- No sufras jamás que la patria, que es la madre común de ti y de tus conciudadanos, sea injustamente oprimida, porque entonces vivir en ella fuera una tortura. Si te niega el bienestar, si permite que te opriman, aléjate en silencio, no la trastornes jamás; soporta resignado la adversidad.

Tomado de: Liturgia del Grado de Aprendiz.