A  L .·. G .·. D .·. G .·. A .·. D .·. U .·.

La Música Masónica de Wolfgang Amadeus Mozart

«Wolfgang Amadeus Mozart fue francmasón durante los siete últimos años de su vida.»

"Música para un Fúneral Masónico", KV. 477 de Wolfgang Amadeus Mozart, tiene un particular interés por la introducción histórica que precede a la música. Esta obra fue interpretada por primera vez en el año 1785 durante una tenida fúnebre, en conmemoración de la muerte del Duque Georg August de Mecklenburg-Strelitz y el Conde Franz Esteráis von Galantha, ambos masones.

Con posterioridad, ha sido interpretada frecuentemente en la ceremonia del tercer grado de la Masonería Simbólica, que desarrolla la leyenda del arquitecto del Templo de Salomón, Hiram Abif, muerto por los tres malos compañeros y que resucita cuando se encuentra su cuerpo enterrado al pie de una acacia.

Hay que tener en cuenta que el Oriente para el masón es un punto, un eje, una ubicación frente a la que situarse, ya que es el origen de la Luz, representada por varios elementos como el Sol, y también está la semi oscuridad que representa la Luna, cuyos universos están situados en el Oriente, en ese mismo espacio logial también están otras luces virtuales como físicas como con el Maestro de Logia, y por supuesto el Delta Luminoso, y en ocasiones la Estrella Flamígera, todo dependerá según qué ritos y grados se practiquen, que en masonería son diversos.

Mozart anhelaba reformas sociales en el sentido de progreso pero no al punto de apoyar las reinvindicaciones sociales que Pierre-Augustin de Beaumarchais defendía en la pieza original de Las bodas de Fígaro. Mozart tenía el espíritu del ideal masónico completamente opuesto al de los jacobinos. La condición de «doméstico» o «lacayo» no le parecía deshonrosa.

La posición de Mozart dentro del movimiento masónico, según Maynard Solomon, tendía al racionalismo, inspirada en la Ilustración, como oposición a aquellos miembros orientados a través del misticismo y el ocultismo.

Esta facción racionalista es identificada por Katherine Thomson como los Illuminati, un grupo de inspiración masónica que fue fundado por el profesor bávaro de derecho canónico Adam Weishaupt, quien también fue amigo de Mozart. Los Illuminati apoyaron la inspiración en la Ilustración, con la visión humanista dada por los filósofos franceses Jean-Jacques Rousseau y Denis Diderot. Por ejemplo, los Illuminati afirmaban que la clase social no coincidía con la nobleza del espíritu pero que las personas de las clases más bajas podían ser de espíritu noble tal como alguien de nacido dentro de la nobleza podía ser cobarde. Este punto de vista aparece en las óperas de Mozart; por ejemplo, en Las bodas de Fígaro, una ópera basada en la obra de Pierre Beaumarchais (otro masón), Fígaro es una persona de clase baja que es un héroe y el conde Almaviva es el villano.

Los francmasones usaron la música en sus ceremonias y adoptaron la visión humanista de Rousseau en el significado de la música. "El propósito de la música en las ceremonias [masónicas] es de extender los buenos pensamientos y la unidad entre los miembros" de modo que puedan "unirse en la idea de la inocencia y la felicidad", escrito por L.F. Lenz en una edición contemporánea de canciones masónicas. La música debía "inocular sentimientos de humanidad, sabiduría y paciencia, virtud y honestidad, lealtad a los amigos y finalmente un entendimiento de la libertad.

Esta visión sugiere un estilo musical bastante diferente del estilo galante, que era dominante en aquella época. El estilo galante en la música fue típicamente melódico con acompañamiento armónico, en lugar de polifónico; y la línea melódica fue a menudo rica en ornamentación con trinos y otros efectos virtuosos. El estilo promovido por la visión masónica fue mucho menos virtuoso y ornamentado. El estilo de composicón de Mozart es a menudo catalogado como "humanista" y es acorde con la visión masónica de la música.

La música de los francmasones contiene frases y formas musicales que mantuvieron significados semióticos específicos. Por ejemplo, la ceremonia de iniciación masónica comenzaba con el candidato golpeando tres veces en la puerta para solicitar su admisión.

Esta figura aparece en la obertura de la ópera de Mozart La flauta mágica, sugiriendo el comienzo del ritual de iniciación masónico. Según Katherine Thomson, hay muchos ejemplos de símbolos musicales específicos tomados de los rituales masónicos que aparecen a lo largo de las composiciones de Mozart. Estos incluyen el uso de suspensiones para indicar la hermandad y la amistad; el uso de armonías ternarias para enfatizar el significado especial del número tres en la francmasonería; y los ritmos y armonías especiales para simbolizar la fortaleza y otros atributos.

El 14 de diciembre de 1784 Mozart era iniciado en la Logia Masónica vienesa “La Benevolencia” (“Zur Wohltätigkeit”). En dicha logia entablaría una fraternal y duradera amistad con Emmanuel Schikaneder, autor de numerosas letras de las partituras musicales de Mozart como, por ejemplo, “La flauta mágica”. El padre de Mozart, Leopoldo, siguió el ejemplo de su hijo y se unió a la logia en abril de 1785.Antes de iniciarse en masonería, Mozart tuvo el encargo de poner música a varios textos masónicos: los poemas «An die Freude» y «O heiliges Band» y, sobre todo, el drama masónico «Thamos König in Aegypten», de T. Ph. Gebler (1773).

A lo largo de su vida, el genial músico vienés compuso numerosas obras para ser interpretadas en el ceremonial masónico:

- Canción “A la alegría” «An die Freude» K. 53 (1768).

- Canción “Oh santo vínculo de la amistad” «O heiliges Band der Freundschaft» K. 148 (1772).

- «Los Seis Cuartetos de Cuerda» K. 168 – K. 173 (1777).

- El “Adagio para instrumentos de viento” K. 411 (1784).

- Cantata“A ti, alma del universo, oh Sol” «Dir, Seele des Weltalls» K 429, (1783-1785)

- Las disonancias K. 465 (1785).

- “Canción para el viaje del compañero; A ti que accedes al nuevo Grado” «Lied Zur Gesellenreise: Die ihr einem neuen Grade» K. 468, (1785).

- Cantata “La Alegría Masónica” «Die Maurerfreude Brüder» K. 471 (1785).

- “Musica masónica fúnebre” «Maurerische Trauermusik» K. 477 (1785).

- Canción “Elevad vuestras voces, amados hermanos” «Zerfliesset heut, geliebte Brüder» K 483 (1786).

- Canción “A Vos, nuestro nuevo Venerable” «Ihr unsre neuen Leiter» K. 484 (1786).

- Cantata “Vosotros los que honráis al Creador del Universo” «Die ihr des unermesslichen Weltalls» K. 619 (1791).

- Cantata “Elogio a nuestra Alegria” «Laut verkündet unsre Freud» K. 623 (1791).

- Cantata “Entrelacemos nuestras manos” «Lasst uns mit geschlungnen Händen» K. 623ª (1791).

Además de estas, Mozart compuso otras piezas que han sido tradicionalmente utilizadas en la liturgia masónica:

- «Sancta Maria Mater Dei» K. 273 (1777). - Salmo 129 «De profundis clamavi» K. 93 (1771).

- Adagio para cuarteto de cuerda K. 546 (1788).

- Adagio y Rondó para flauta, oboe, viola… K. 617 (1791).

- Motete «Ave verum corpus» K. 618 (1791).

Un tercer grupo lo constituyen las obras en ls que Mozart se inspira o refleja el espíritu masónico:

- Thamos rey de Egipto «Thamos König in Aegypten» K 345 (1773-1779).

- Sinfonía en Mi b K 543 (1787).

- La Flauta mágica, K. 620 (1791).

Respecto a esta última obra, Schikaneder (iniciado en Ratisbona) y Mozart deciden hacer su apología de la masonería en la Flauta Mágica. Encontramos el primer símbolo masónico en medio de la Obertura, cuando el ímpetu de la música es interrumpido por los instrumentos de viento y por los metales para entonar la señal rítmica de segundo grado de la masonería (el de compañero) que significa que Tamino tiene todavía una prueba que superar antes de ser maestro masón (el tercer grado). La simbología del número 3 domina toda la obra: Los 3 acordes mayores de la tonalidad de mi bemol en la obertura, tres hadas, tres niños que conducen al protagonista por el bosque, tres instrumentos mágicos, tres pruebas, tres cualidades del protagonista, tres templos… Cuando llega el momento de la iniciación de Tamino no está solo sino con su mujer, Pamina (el Alma, la Madonna Geometría, la Gracia).