¿Qué es una Logia?

La Francmasonería o Masonería se organiza a través de agrupaciones compuestas por un mínimo de siete miembros que se denominan Logias. También recibe este nombre el edificio en el cual tienen lugar las reuniones masónicas. Todos los masones deben de estar afiliados a alguna Logia, asistir a sus trabajos y contribuir a su mantenimiento y fortalecimiento.

Una Logia masónica se considera además un Templo a la virtud, a la tolerancia y al librepensamiento. La Masonería puede considerarse por ello una auténtica escuela de ciudadanos. Es un lugar de intercambio, de comunicación, paz y fraternidad.

Nuestra Logia es su vez parte del Gran Orient de Catalunya G.·.O.·.C.·. donde uno de los principales objetivos de las Logias consiste en el desarrollo personal de sus miembros y la proyección social de los ideales de Libertad, Igualdad, Fraternidad y Laicidad, sobre la base de un escrupuloso funcionamiento democrático.

Tratamos de construir por encima de nuestras diferencias de todo tipo: culturales, sociales, económicas, intelectuales, ideológicas, de creencias y de no creencias ... por encima de la amistad y haciendo uso de la fraternidad que nos lleva a respetar, y a compartir incluso con quien tenemos escasa afinidad, en ocasiones ninguna mas allá de la pertenencia a la misma Logia. Y esto ocurre precisamente, porque somos capaces de entender la faceta fraterna, lo que nos permite construir lo que realmente es una Logia, un lugar de crecimiento y de generación de sinergias a partir, incluso, de las ya mencionadas diferencias.

Esas diferencias no son raras si no lo habitual, siendo la pertenencia a la masonería, cada cual allá­ donde se encuentre más cómodo, lo que nos une, y a partir de esa pertenencia el compartir unos mismos conceptos básicos alimentados por el lema masónico por excelencia de la masonería liberal: Libertad, Igualdad, Fraternidad.

Asumido pues que una Logia es el lugar en el que trabajan las y los masones, y algo más, estaremos en condiciones de comprender que la Logia es en realidad el conjunto de personas que, unidas por el concepto de fraternidad, se afanan en construirse a si mismas con el fin de construir una sociedad más justa. Ya se sabe, el viejo lema de “para cambiar al mundo comienza por cambiar”.

Desde ya un largo tiempo se ha escrito bastante sobre los masones sin Logia, situación difícil y que impide un verdadero trabajo masónico. Algo parecido ocurre cuando la concurrencia al Taller se limita a escuchar (no hablamos de Aprendizas y Aprendices para los que el silencio es la herramienta más preciada), cuando no se interviene, porque Logia es, también, realizar el esfuerzo necesario para contribuir a la construcción mediante la reflexión nacida de todo lo aportado por quienes fueron depositando sus pequeñas o grandes piedras en cada tarea que se realiza en la cantera, ese lugar en el que realmente se trabaja.

Las Logias en la masonería actúan como organizaciones de base y suelen estar agrupadas bajo una entidad superior, conocida como Gran Logia, Gran Oriente. Cada logia dispone de signos y emblemas que la identifican.